Translate

Entrada destacada

Libros desde 0,99€ de Juan Carlos Pazos

https://www.amazon.com/author/ juancarlospazosrios

martes, 30 de mayo de 2017

Torre de Babel (anticipo de Soledad)





 

Resultado de imagen de torre babel


Resulta triste no tener nada, un punto de vista ciego, y el oído.
No obstante pertinente, mi causa justa caída,
ahora, aquí, en aquella otra vida, verso que no miente,
acaso sólo en un susurro, principio de mis falsos finales,
tras la causa perdida de una infancia perdida. La infancia,
que no es paraíso ni infierno, que es juego de neuronas
a inventarse historias para engañar al tiempo que hace falta.

Resulta que voy de suspicacias, de miradas asesinas,
miradas que odian un amor no correspondido, tanta tontería
para un sexo que despierta a sacudidas, a saltos de sapo,
rana de las aguas vacías, mentira que parece sonrisa.
Ella cree que estoy en el lado equivocado de la teoría;
siempre me gustó estar entre los buenos,
y aunque la bondad no existe, me maquillo con su gracia
para inventar otro verso en la noche de unos tiempos
vacíos en mi repleta esperanza en la que aún creo.

Si, resulta triste pero que le vamos a hacer;
el poema ya ha salido y ella no lo entiende.



miércoles, 10 de mayo de 2017

Fragmento de "La huida"





La sensación discordante funde su caudal con el humor resquebrajado; juntos luchan contra el destino sobre el olor a lejía; lo hacen abúlicamente, de la misma forma que paso como un rebelde por la zona más próxima a la pared, apenas tocando el suelo con mis apéndices apocados. Carezco de identidad, pues estoy en una despersonalización creada entre el olor de la colonia barata y el masaje para después del afeitado, ambos pretendientes son derrotados por los otros productos de limpieza que aplican a nuestro portal. Nuestros despojos quedan aun peor que mi olfato, ya que penetran mi desorden del mismo modo que el caos de la calle, en ella el amarillo de los barrenderos es el único color que intenta llamar la atención bajo la lluvia.
Resultado de imagen de barrenderos amarillos

Al cerrar la puerta, después de saludar con unos “buenos días” a la señora de la limpieza, los pensamientos ajenos se deshacen con el transito entre estos dos mundos. Quizás porque entre el universo privado y el público la conciencia colectiva cae en la mecanización, en el ritmo autárquico que se devora. Estas combinaciones mentales son posibles, podéis preguntárselo a Franco, ese gran maestro del autoabastecimiento. Al igual que todos los dictadores, él ya sabía que, aunque haya muchas versiones, todas están supeditadas al ombligo del mundo; hacia ese ojo del huracán encamino mis pasos con un paraguas publicitario, contento por vivir en una democracia, pero indignado por la falta de oportunidades.
Resultado de imagen de franco

 Parece mentira que desprecie tantos años de opresión, también que lo haga del mismo modo que rechazo folletos publicitarios nada más cruzar la acera; pero mis instintos moran lejanos a todo discurso político y a todo conocimiento de mendigos, sólo se solivianta si pierde el equipo de fútbol local a causa de la desidia o de un error arbitral. La vida ya constituye una aventura propia para que, aun por encima, creemos ídolos y emblemas a los cuales adorar; centrémonos en lo nuestro, pues cada uno supone una fuente de instantes de la que deben beber todos los seres anónimos sin nada que aportar. Formemos así nuestro clan de seres poéticos en busca de otra oportunidad, para crear otro verso de circunstancias vividas que nos sirva para alimentar a la humanidad.

Si quieres leer más tienes el siguiente link: LA HUIDA